Ir al contenido principal

El ocaso de las religiones: tema del próximo Café Filosófico en la UAC

Profesor  Arturo Barros, ponente
Por Linda Esperanza Aragón Muñoz

Las temáticas de la diversidad de las religiones, el infierno, la vida celestial, la fe, los pecados, el despertar de la humanidad, entre otros temas que generan espacios de discusión, y que en ciertos momentos, promueven conflictos tensionantes; serán, en este caso,  aspectos clave sobre los cuales se debatirá en el próximo café filosófico organizado por la Biblioteca Benjamín Sarta y el Departamento de Humanidades, de la Universidad Autónoma del Caribe, que se llevará a cabo el lunes 21 de septiembre, en el tercer piso de la Biblioteca. En efecto, la pregunta problema que facilitará la ruta a la manifestación de las ideas será: ¿Las religiones están cumpliendo con la misión de dar las respuestas a los interrogantes del hombre posmoderno y poshumano?


La dinámica del evento será liderada por el profesor Arturo Barros Ortegón, filósofo de la Universidad Santo Tomás de Bogotá y Magíster en Bioética, quien en su exposición citará los pensamientos concretos de filósofos, escritores y sociólogos como Xavier Zubiri, Friedrich Hegel, Carl Otto, Thomas Luckman, José María Mardones, Émile Durkheim, Baruch Spinoza, Jean Paul Sartre, Immanuel Kant, Sigmund Freud y Karl Marx. Arturo Barros es profesor de tiempo completo del Departamento de Humanidades.

Así, docentes, estudiantes, funcionarios podrán participar abiertamente en este FiloCafé, pues, se generará un encuentro en donde la comunicación dejará de ser lineal para transformarse en un estadio democrático, asertivo y enérgico. A través de la filosofía, es posible discutir y rehacer.

Las cosas reales suceden con hechos, de manera que, este diálogo académico es tangible y representa una caja de utilidades, cuyo fin es crear memorias sustanciales. Por eso, el lenguaje será visto como una oportunidad para diseñar argumentos que sustenten puntos de vista y opiniones individuales y colectivas. Los Cafés Filosóficos acogen la iniciativa que impulsa a la reflexión, la construcción y la fuerza de la cultura. Y lo más importante, es que se realizan con la pretensión de que las conclusiones no se queden únicamente en la academia, por el contrario, que hagan parte de los discursos públicos.

Los planteamientos generados en este evento serán difundidos en un artículo en este blog.

Artículo relacionado:



Entradas populares de este blog

Bertha Mejía y “Lucía Arjona” sí son primas, pero en la vida real no fueron tan amigas como las muestra la novela Diomedes Díaz, el Cacique de La Junta

Por John Acosta
Hay que decirlo de una: sí es cierto que Bertha Mejía y “Lucía Arjona” (como la llaman en la novela Diomedes Díaz, el Cacique de La Junta) son primas también en la vida real, sí es cierto que ambas fueron mujeres de Diomedes Díaz y tuvieron hijos con él, pero lo que no es cierto es que ellas hayan sido tan amigas en su niñez y juventud, como lo muestra la citada novela. Reconozco una vez más que un dramatizado no tiene por qué ceñirse estrictamente a la realidad, pero me veo en la necesidad de aclarar públicamente unos puntos, como ya lo hice un texto anterior sobre El Mono Arjona en la novela (El Negro Acosta en la vida real) para ver si disminuye la romería de llamadas que recibo a diario para preguntarme sobre estos asuntos faranduleros. Hay otros datos en la obra televisiva, alrededor de estas dos mujeres, que tampoco concuerdan.

¿Por qué Arias fue a la cárcel y Santos a la Presidencia, si los "falsos positivos" fueron peores que Agro Ingreso Seguro?

Por John Acosta
Cualquiera sabe que es peor el escándalo de los “falsos positivos” que el de Agro Ingreso Seguro: ambos son una vergüenza, pero en el primero se atentó contra vidas y en el segundo no, aunque sí se robaron dinero de campesinos necesitados. Sin embargo, al momento de hacer justicia, el ministro responsable del primer caso fue premiado con la  Presidencia de la República y el ministro responsable del segundo, pagó dos años de cárcel ¿Qué hay de diferencia entre los dos titulares de esas carteras? Uno contaba (cuenta todavía) con el favorecimiento del diario El Tiempo y el otro no.

Diomedes Díaz nunca se robó a “Lucía Arjona” de una supuesta boda que jamás existió en la realidad

Por John Acosta
La enorme imaginación del libretista de la novela de Diomedes Díaz, me hizo romperme la promesa de no volver a escribir sobre las inconsistencias de este culebrón con la realidad. Supongo que la razón principal de sacrificar el enorme atractivo de la verdad, que en el caso del difunto artista de la música vallenata supera cualquier fantasía de dramaturgo televisivo, es que la programadora RCN quiere curarse en salud y salirle al paso a futuras demandas de los protagonistas reales con los que no llegó a ningún acuerdo económico para la realización de este remedo de biografía. O posibles demandas de los tantos escritores repentinos que corrieron a  publicar la historia de este cantante fallecido.